NUEVO
Regístrate y accede a tarifas exclusivas que no encontrarás en ningún otro sitio Regístrate y accede a tarifas exclusivas ¡Es gratuito!
x

Publicado el 11/10/2018

Explorando las Tradiciones del Día de Muertos en México

Exploring Traditions Mexico Day The Dead
COMPARTIR

El Día de Muertos es quizás la fiesta mexicana más conocida, con sus colores vibrantes y elaboradas celebraciones. Hay muchas tradiciones mexicanas relacionadas con el festejo del Día de Muertos, y para un extraño, averiguar su significado puede ser difícil. En el corazón de cada Día de Muertos está la tradición de recordar y honrar a los familiares que se han ido.

En el centro del festejo del Día de Muertos están los altares. Estos elaborados altares se forman, según la tradición del Día de Muertos, con elementos específicos colocados en niveles. En la parte superior, se coloca una foto del ser querido a quien está dedicado el altar. En los niveles inferiores se pone un vaso de agua para simbolizar la esencia de la vida, y velas para representar la fe. Las familias también colocan la comida y bebida favoritas del difunto, además de pan de muerto. Otros artículos preciados pueden ir en esos niveles, desde sus libros favoritos hasta recuerdos de su equipo deportivo, todo para recordar la vida de quienes han fallecido. Al otro lado del altar hay flores de cempasúchil. Según la tradición, estas flores iluminan el camino para que el espíritu venga y visite a la familia durante los festejos del Día de Muertos. También se cree que le dan vida al difunto mientras los pétalos se mecen al viento. Cuando las familias construyen y se sientan alrededor de estos altares, comparten historias sobre sus seres queridos y sienten su presencia una vez más con ellos.


Una de las tradiciones mexicanas más populares son las catrinas, esqueletos adornados con la moda victoriana. Estas catrinas fueron imaginadas por primera vez por el caricaturista político José Guadalupe Posada, quien dibujó una para acompañar un poema de Día de Muertos. Debajo de la imagen, escribió que todos somos esqueletos, recordando al país que ricos o pobres, todos somos iguales. Hoy, para celebrar el festejo mexicano, la gente se pinta la cara y se viste como catrina para recordar que la muerte no debe dar miedo. Es algo que toda persona encontrará al fin de la vida, así que hay que vivirla con alegría y sin temor. Estos impresionantes trajes son ahora un elemento común de las tradiciones del Día de los Muertos.

Como mucho de esta tradición de México se centra en honrar a los muertos, no es raro que muchas comunidades y familias realicen vigilias junto a la tumba el Día de Muertos. Durante el día, las familias trabajan juntas para adornar los cementerios y decorar las tumbas de su familiar, de manera similar a como decoran los altares según la tradición mexicana. Durante la noche, rodeados por el brillo de las velas, las familias se sientan juntas alrededor de la tumba para compartir recuerdos de sus parientes y sentir el calor que trae ese recuerdo. Para algunos, sentirse más cerca de sus familias y antepasados les ayuda a buscar claridad en los problemas y responder sus propias preguntas. A lo largo de este festejo mexicano, el ambiente se mantiene alegre, con historias personales, divertidas y entrañables.


Una comida tradicional que solo se come en esta época del año es el pan de muertos. Este pan varía en todo el país, pero siempre es dulce. A veces, incluso se endulza con el sabor de naranjas. En la parte superior de los panes individuales, la masa se forma para parecer huesos. Si bien sigue siendo un patrón hermoso, es otro recordatorio de que la muerte no es algo que temer o llorar. Es algo que sucederá, y después de que mueras, tu familia continuará celebrando la dulzura de tu vida.

Las tradiciones de Riviera Nayarit se tornan alegres y coloridas cada otoño durante el Día de Muertos. Desde pan dulce hasta elaborados altares, los niños en México crecen conociendo las historias de sus familias sin temor a la muerte. Estas tradiciones mexicanas han evolucionado a lo largo de los años, pero continúan uniendo a las comunidades para celebrar.